lunes, 28 de noviembre de 2022

No me ayudes compadre...

Lic. Gonzalo Contreras Servín

No me ayudes compadre…
Son muchos los problemas por los que atraviesa el municipio en materia financiera, y la alcalde está con las energías puestas en continuar buscando a pesar de las adversidades, el desarrollo del municipio, cumplir su palabra con los ciudadanos, respetar los compromisos ya firmados con proveedores, hacer frente a las necesidades que diariamente se le plantean, aun sabiendo que 2023 será año difícil, pero no baja los hombros y comenta estar trabajando para resolver a través de la gestión, la disciplina financiera, entre otros esfuerzos, para no sacrificar el desarrollo y que Ario siga Avanzando. 
Sin embargo, ante las muchas dificultades que atraviesa el municipio, hay quienes no resuelven las situaciones y además generan otras distintas gracias a su equivocada iniciativa, en la que por quedar bien con no sé quién, crean inconformidades que directivo van a dar a la alcalde para que tome decisiones.
Un caso concreto se suscitó en días pasados, cuando se repartían lugares en las inmediaciones del panteón municipal, en donde más tardó la alcalde en pasar por el lugar que las personas interesadas en llamarle para pedir su intervención y que a través del Secretario se giraran las instrucciones para que se respetara los espacios que por años han ocupado algunos comerciantes.


En la zona hubo quienes le indicaron a quien esto escribe, «hoy traen un desma… aquí nos tienen esperando a que asignen lugar a los que han sido primero, ahorita nos van a llamar a nosotros que queremos vender, pero también tenemos problemas de que el Cuate se porta arrogante y prepotente, (indicaron también, «a menos que así hable»), y nos quieren cobrar carísimo por el lugar éste año».
Por lo anterior y las múltiples quejas de los que allí se acercaron, así como los comentarios vertidos, no sólo de éste tema, sino de otros particulares, donde constantemente la Edil debe resolver asuntos de otras áreas que muchas veces conflictuan en lugar de remediar, es que le toca intervenir para solucionar las bolitas de nieve que crean algunos trabajadores del municipio derivados de su impetuosa iniciativa.
Otro de los temas que le está tocando intervenir ante la inoperancia efectiva de las autoridades educativas de nivel secundaria, son las peleas de los jóvenes, quienes ahora en busca de presumir fuerza y hacer gala de sus dotes boxísticas, prefieren liarse a golpes entre amigos, compañeros, entre participantes de instituciones a las que consideran antagónicas, sin medir los riesgos de ésta práctica, así como las lamentables consecuencias que ya han ocurrido en otras latitudes del globo terráqueo.
En este último tema, no podemos dejar de lado la participación de los padres de familia que con su consentimiento ficto, al no oponerse de manera tajante a estas prácticas deciden señalar que es preferible que se sepan defender a que no metan ni las manos, pero una cosa es la defensa personal y otra la del espectáculo y presunción que desean hacer los jóvenes en éste momento, en el que la sociedad convulsiona por la pérdida de los valores en muchas familias.
Sin lugar a dudas que éstos asuntos de los que hemos abordado el día de hoy, poco a poco deberán irse desvaneciendo para que de manera conjunta se pueda transitar hacia un mejor Ario, en donde la sociedad siga destancando por conocimientos y no por las malas prácticas de los ciudadanos que no desean superarse.