jueves, 29 de septiembre de 2022

Austeridad de AMLO ‘rinde frutos’: Inversores extranjeros se ‘pelean’ por bonos de México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fue ridiculizado por su tacañería ante el estallido de la pandemia. Su falta de voluntad para repartir nada más que el mínimo de ayuda de emergencia hizo que millones de mexicanos se hundieran más en la pobreza.

Pero ahora, al menos está surgiendo alguna recompensa por esos sacrificios. México ha mantenido el acceso a los mercados internacionales de bonos en un momento en que muchas otras naciones en desarrollo se encuentran aisladas.

Con el aumento de las tasas de interés de Estados Unidos, los inversores se han vuelto muy selectivos. A menudo se niegan rotundamente a comprar bonos ofrecidos por países con finanzas deterioradas.

Gracias en parte a la austeridad de López Obrador, México está en buena forma en su mayor parte. Su déficit presupuestario y sus niveles de deuda están por debajo de la media de sus pares.

Entonces, cuando los funcionarios financieros mexicanos probaron la demanda en el exterior de los bonos del país, encontraron muchos compradores dispuestos. La semana pasada, México vendió 75 mil 600 millones de yenes (553 millones de dólares), lo que elevó la recaudación del Gobierno de los mercados extranjeros este año a 9.470 millones de dólares.

Gran parte de esas ventas, para ser claros, fueron solo para refinanciar la deuda que vencía. Pero en un momento como este, cuando la moneda fuerte se convierte repentinamente en un recurso escaso en gran parte del mundo, incluso una simple refinanciación de la deuda es un paso importante para mantener un flujo constante de dinero en un país, apuntalando la moneda local y ayudar a frenar la inflación. El peso es una de las pocas monedas en el mundo que evitará hundirse frente al dólar este año a medida que la Reserva Federal aumenta las tasas de interés.

La “prudencia fiscal de AMLO permitió entonces que el país navegara mejor por esto”, dijo Carlos Legaspy, director ejecutivo de Insight Securities. “Para los inversionistas de deuda ha sido bueno: la solvencia crediticia se ha mantenido a una tasa de rendimiento atractiva”.

a deuda en dólares mexicanos tiene un rendimiento promedio de alrededor del 7.6 por ciento, inferior al 8.2 por ciento de los bonos soberanos de mercados emergentes en su conjunto, según los índices de JPMorgan Chase & Co.

El descuento de México se ha ampliado este año y ronda el mayor desde fines de 2018, antes de que el Presidente asumiera el cargo. El rendimiento adicional de los bonos en dólares de los mercados emergentes sobre los bonos del Tesoro se ha ampliado en 144 puntos básicos durante el año pasado, mientras que el diferencial de México aumentó aproximadamente un tercio de ese ritmo.